En Diciembre de 1998, abrió sus puertas el Restaurante Ciudadela, un establecimiento que nacía con la intención de cubrir un vacío existente por aquel entonces en la oferta gastronómica de la ciudad de Gijón y que hoy, años después, ha sabido maridar una cocina tradicional muy actualizada , el mejor servicio y un ambiente tan acogedor, que hace que nuestros clientes sean verdaderos amigos que participan de nuestra ilusión y de los éxitos de nuestro esfuerzo.

El trabajo de un restaurador es uno de los más antiguos que existe, dar de comer al hambriento y de beber al sediento, y cuando esto se hace con cariño, profesionalidad e ilusión es un oficio que da gran satisfacción al que lo desarrolla, por ello en Ciudadela, cada día tratamos de superarnos y de agradar a todas aquellas personas que cruzan nuestra puerta. Desde la cocina, dirigida por Jorge Solís, hemos ido innovando en tendencias gastronómicas, respetando siempre la tradición regional basada en la calidad de la materia prima y en los sabores. En estos años hemos evolucionado en técnicas de elaboración e incorporado las últimas tecnologías que existen en cocina, siempre con la intención de sorprender y de devolver el afecto que nuestros clientes nos demuestran con el cariño que ponemos en lo que hacemos.

Desde la sala, dirigida por Herminio Suárez, intentamos ofrecer el mejor servicio posible, basándonos en la sinceridad y honestidad de todo aquello que ofrecemos a nuestros clientes. El amor a la profesión se pone a disposición del cliente para informarle de las últimas novedades en bodega, publicaciones y curiosidades, que hacen participe a todo comensal que se sienta en nuestra mesa.

La vinculación sincera al oficio se hace patente con la participación de nuestro restaurante en iniciativas locales y regionales de promoción gastronómica, con nuestro reconocimiento como miembro de la Asociación “Mesas de Asturias Calidad Gastronómica”, la obtención de la “Q de Calidad Turística”, afiliación al SICTED (Sistema de Calidad Turística en Destino), la afiliación de nuestros responsables de cocina a la “Asociación Internacional Eurotoques”, organización de jornadas gastronómicas, menús de maridaje, impartición de cursos a profesionales del sector por parte de nuestros responsables de sala y cocina, en resumen, nuestro restaurante firmó desde 1998 un compromiso con la gastronomía asturiana que trata de cumplir todos los días, desde que abre sus puertas.